Campos del Web

Un blog de viaje y experimentos literarios.

Category: Perfil

El dealer de Camarones

Tengo en la cabeza una imagen que interfiere cada vez que me siento a escribir. Es una imagen sencilla, nada casi. Es una imagen pegada a la idea de contar. Una situación que quizás ahora que la escriba tendrá su cometido y se irá, de una vez, al armario donde están los recuerdos contables. Por ahora, está pegada al momento de escribir. Andate, necesito que te vayas. Seguir leyendo

El sabueso de la frontera

Si lo pensás en abstracto, que un gendarme se acerque a vos a setenta kilómetros por hora puede ser aterrador. Pero dentro de un auto, con el freno bajando la velocidad y la capacidad de dejar al gendarme al lado de tu ventanilla, eso solo significa que es un control de frontera.

Afuera hace un frío potente, de masa helada que baja. Afuera dos gendarmes con capuchas montañesas que les tapan la cara y yo dándoles mi carnet de conducir. Afuera el Estado, con su tercera persona del singular tan tácita y omnipresente, tiene siempre una forma más de angustiarte. La ley, arriba, en la montaña, no tiene rostro del frío que hace y yo, con la mano desnuda, dándole toda mi identidad. Igual eso no es lo que soy, solo lo nominal, solo el símbolo. Seguir leyendo

Un día al sol

Imaginate, tranquilo detrás de este final de agosto y comienzo de septiembre, que hace siete meses que tenés frío. O sea, imaginate realmente que por venir bajando por la costa atlántica y después subiendo por la ruta 40, en los últimos siete meses de viaje le hiciste el ole a las estaciones cálidas y ahora estás en Chile. Imaginate que es domingo y que el despertador suena a las nueve de la mañana y abrís la puerta y hay un sol que raja los adobes de las casas y hace susurrar a las plantas con el vapor tímido que sale de sus hojas. Pensá que cada mañana es juntar la ropa rápido para vestirse hasta que un día, como cualquier día de los que traen augurios, soleado y primaveral, podés sentarte en calzones en la cama y ver, con la ventana abierta, el sol en el patio.

Seguir leyendo

El horario, la hora, el horizonte

Hay que escribir rápido, porque la memoria se acorta de recortes y pum, chau, hola, 10 pesos el alfajor que barato, la rueda está bien, el carter. Hay que apurarse a escribir, ahora lo veo, porque una memoria reciente sedimenta y se convierte en lo lejano de una historia y cada vez más adulto y menos joven.
Seguir leyendo

Havito.

En Perito Moreno (el pueblo, no el glaciar), paramos en un camping. Cerrando la temporada, bajando el frío, el refugio natural de dos personas fue el salón. Comida caliente y charlar mientras la preparamos. De fondo otras dos personas ajenas pero que, como siempre en los campings, charlan de fondo. Las conversaciones se entremezclan y terminamos reconociendo la presencia de los otros. Cuatro humanos en un salón lo suficientemente grande como para que no lo calienten dos estufas en verano. En la primera cena marcamos los territorios, los “buenas noches” y los “qué frío”. Marcamos la convivencia, aunque fuese efímera. Seguir leyendo

Ocho reinas

Arafue llueve. La ropa, claramente, no se está secando. Algún pájaro amaga primavera con su canto. Atrás de la lluvia, subiendo barro y pasto, descansa una morera con frutos grandes y maduros como dados. Y acá, adentro del refugio, un tipo intenta resolver el enigma de las ocho reinas. Lo tengo enfrente, moviendo las piezas. El objetivo es poner en un tablero de ajedrez ocho reinas sin que ninguna coma a otra. Por razones prácticas, usa peones. Seguir leyendo

El capo del quincho

Miralo, lindo,
al capo del quincho.
Miralo,
pavonear su cola de caballo
llena de canas
y su panza de vino.
Seguir leyendo

© 2019 Campos del Web

Theme by Anders NorenUp ↑