Javier del futuro, si leés esto y tenés una máquina del tiempo, decile al Javier del pasado que no estuvo mal ser miope tanto tiempo. Que sin esos años de ver solo lo que está cerca, me hubiese sido muy difícil manejar casi 100 kilómetros de ripio.

Y que se opere en su debido momento, así puede ver el paisaje.