Campos del Web

Un blog de viaje y experimentos literarios.

Tag: Mendoza

El sabueso de la frontera

Si lo pensás en abstracto, que un gendarme se acerque a vos a setenta kilómetros por hora puede ser aterrador. Pero dentro de un auto, con el freno bajando la velocidad y la capacidad de dejar al gendarme al lado de tu ventanilla, eso solo significa que es un control de frontera.

Afuera hace un frío potente, de masa helada que baja. Afuera dos gendarmes con capuchas montañesas que les tapan la cara y yo dándoles mi carnet de conducir. Afuera el Estado, con su tercera persona del singular tan tácita y omnipresente, tiene siempre una forma más de angustiarte. La ley, arriba, en la montaña, no tiene rostro del frío que hace y yo, con la mano desnuda, dándole toda mi identidad. Igual eso no es lo que soy, solo lo nominal, solo el símbolo. Seguir leyendo

Como un zorro

Mezcla de lobo y perro faldero, eso es un zorro. Llevo viendo zorros en toda Argentina, y si no los veo, escucho sobre ellos. Eran como un mito, que empezó cuando una amiga en Londres me dijo “acá hay zorros en la calle”. Yo no le creí y tampoco los vi. No es que sean un mito en Londres, pero me quedo en Argentina, donde los zorros pasan, huelen, ven y se van.
Seguir leyendo

Volver a Mendoza y volver a armar

Está ahí, en la heladera, siete piezas pegadas en la puerta, imantadas, en la cocina de Lu y Pablo en LunLunta, Mendoza. Doble mayúscula para esa ciudad porque el nombre trina como una campana, aunque no es trinar, en como apurar la campana que marca las doce: Lun Lun. Lo que está pegado es el juego del Tangram.  Formado por siete piezas, o tans, es un juego cuyo objetivo es armar desde un cuadrado hasta lo que aparezca en la miasma misma de la imaginación. Entonces más que un juego es un rompecabezas, pero como las formas pueden ser propuestas por nosotros, ¿qué es? Seguir leyendo

El otoño

Como una víbora, el otoño se cuela en medio de las estaciones con el marrón y el amarillo. Se cuela el escuadrón de colores en medio de los árboles, las plantas y uno mismo. Es el otoño que te llama a la calma.

Seguir leyendo

© 2018 Campos del Web

Theme by Anders NorenUp ↑