Se esconden, del viento se esconden. Te miran, te olfatean. Algunos están al costado de la ruta, hechos un bollo.
Seguir leyendo